Los pobres son la Iglesia

Entrevista del Padre Joseph Wresinski con Gilles Anouil.

Tras pasar su infancia en medio de personas que vivían en las condiciones más graves de pobreza, una convicción permitió a Joseph Wresinski permanecer en pie: toda persona cristiana debe volver sus ojos hacia los más miserables. La Iglesia es realmente de los pobres. Allí donde se mantiene en el olvido a la persona más menospreciada, la humanidad se degrada, la Iglesia está ausente, Cristo es escarnecido.

Este libro conmueve a cada persona en sus convicciones más profundas y ayuda a cuestionar sobre nuestro propio sentido de humanidad, de solidaridad y, para quienes son creyentes, acerca de la visión sobre la Iglesia y Jesucristo.

1 comentario Deje un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *